4 de enero de 2006

CARTA ABIERTA A LOS LIDERES DE AFIRMACIÓN EN AMÉRICA DEL SUR

Hola,

Mi nombre es Brus Leguás C., soy el Presidente Nacional de Afirmación Chile.
Te escribo para contarte de una iniciativa que hace un tiempo se ha estado gestando y que tiene como finalidad ayudarnos a ayudar a nuestr@s herman@s y amig@s a ser parte de Afirmación en lo que se refiere a Sudamérica.
Nosotros estamos tod@s comprometidos, al menos de alguna manera, en lograr que Afirmación sea una realidad, pero por sobre todo que sea una instancia que sirva a tod@s para aprender a desaprender los viejos errores acerca de la homosexualidad y aprender a reconciliar nuestra espiritualidad o religiosidad (el ser mormon@s) con nuestra naturaleza o sexualidad.
Cada uno de nosotr@s ha recorrido un camino antes de llegar donde estamos. Cada cual tiene experiencias de vida diferentes. Pero todos nos enmarcamos de alguna manera dentro de la gran herencia religiosa y cultural del mormonismo. Y es a partir de esto que debemos caminar, entendiendo antes que nada que el amor de Dios es incondicional, que a tod@s alcanza, y que Él no hace acepción de personas.
Esto es aproximarse en forma positiva y optimista a nuestra realidad y a la realidad del mundo en que vivimos.
Demasiadas veces se nos ha dicho, o hemos escuchado o leído —y hasta hemos aceptado sin profundizar mayormente en el tema— que la homosexualidad es un pecado grave y que incapacita para la exaltación. Demasiadas veces nos hemos conformado con lo que otros dicen que las Escrituras dicen. Y no hemos siquiera visto los atisbos de luz que nuestros propios líderes locales y las Autoridades Generales de a poco han ido dándonos a tod@s.
Es cierto que oficialmente la Iglesia mormona mantiene su punto de vista conservador basado en una visión fundamentalista de la sexualidad y con un énfasis absoluto en el matrimonio heterosexual y sellado en el Templo como el único camino. Pero hay más, hay mucho más que eso.
Y, en la medida que vamos entendiendo la verdad, que vamos aprendiendo lo que en realidad nuestro Padre Celestial requiere de nosotr@s, sus hij@s, vamos avanzando y vamos teniendo la fortaleza, las fuerzas y la esperanza en cuando a que después de todo hay más, hay mucho más.
Tod@s sabemos que no todas las cosas relativas al Evangelio han sido reveladas ahora, en este tiempo, y que hay muchas cosas que no pudieron ser reveladas debido a la dureza de cerviz de las personas. Y si nos atenemos a lo que enseñó el profeta José Smith, obviamente que entre esas cosas están las relacionadas con la homosexualidad.
Nosotr@s, en eso de andar y avanzar por la fuerza de las circunstancias, pero sobre por la fuerza de la esperanza que hay en nosotr@s, hemos creado o abierto varios canales de comunicación, para estar más cercanos, para animarnos e incitarnos a las obras excelentes, para compartir nuestras esperanzas y anhelos con los demás, con otras personas que seguramente necesitan que les ayudemos.
Desde hace poco más de dos años, cuando comenzamos a trabajar para hacer de Afirmación Chile una realidad, sentimos la necesidad de contactarnos con nuestr@s herman@s de otras partes de América del Sur para ayudarl@s y ayudarnos a nosotr@s mismos a avanzar.
Primero creamos la Página de Afirmación Chile, luego creamos la Comunidad Virtual de Afirmación Chile. Enseguida empezamos a trabajar para extender a Afirmación por el resto del país. Así nació Afirmación Santiago de Chile y luego Afirmación Gran Valparaíso, los dos principales grupos de Afirmación en Chile. Pero tenemos contactos y personas que forman parte de nuestra comunidad a través de todo el país, desde Arica a la Patagonia.
En ese momento, comenzamos a recibir mensajes de personas de otras parte de Sudamérica, en especial de Argentina, Brasil, Ecuador y Perú.
Entendiendo que todos somos herman@s y que todos somos hij@s de un mismo y solo Padre Celestial, comenzamos a apoyar esos incipientes llamados por medio de contestar preguntas, de mantener un canal de comunicación abierto y accesible para tod@s quienes quisieran usarlo, entendiendo, también, que con el tiempo habrían de surgir nuevas entidades, grupos o contactos de Afirmación en esos lugares.
Creamos una Página para nuestr@s herman@s brasileños, la Página de Afirmação no Brasil.
Por este mismo tiempo, consideramos oportuno y necesario dar una mano en Ecuador, y así nació la Comunidad Virtual de Afirmación Guayaquil, ya que la mayoría de los contactos que teníamos eran de esa ciudad y área.
Y enseguida vino la creación de un boletín informativo que pudiera servir a tod@s por igual, El Boletín de Afirmación para América del Sur.
Hubo algunos intentos de hacer de este medio algo más que un mero expediente que funcionara en el papel, en lo abstracto si se quiere, pero nos faltaba la madurez necesaria.
Creemos que el momento ha llegado, y que ahora es el tiempo para que este medio pueda comenzar a prestar servicios más apropiadamente y pueda ser usado más y mejor por tod@s como un verdadero y real vínculo y vehículo de comunicación, que llegue a tod@s y donde tod@s podamos comentar, opinar, hacer presentes nuestras inquietudes y puntos de vista, y colaborar por medio de contribuir escritos, mensajes, ensayos, estudios, etcétera.
Esto es lo que estamos tratando de concretar definitivamente.
De partida, hemos cambiado el formato de El Boletín, y ahora se puede leer y hacer allí mismo los comentarios pertinentes porque ha tomado la forma de bitácora. La nueva dirección, sin dejar de lado la anterior, es http://afirsudam.blogspot.com.
Estás invitado, pues, a ser parte de este proyecto, en igualdad de condiciones, sin ninguna clase de hegemonismos. La idea es que tú seas y te consideres parte de lo que hacemos, y que esto no signifique que tienes que aceptar imposiciones de clase alguna. Porque todos en Afirmación estamos para gastarnos y ser gastado en el servicio a nuestr@s herman@s y amig@s.
Tod@s, como personas esclarecidas que somos, tenemos que ayudarnos y ayudar, y aun tenemos muchas veces que ayudar a ser ayudad@s.
Y como tal, te ofrecemos el espacio para que escribas un mensaje, un ensayo, o una aportación literaria que, de seguro nuestr@s herman@s y amig@s de Afirmación sudamericanos sabrán apreciar.
Al mismo tiempo, a través de El Boletín podrás comunicarte con otras personas en tu propio país, y ell@s podrán hacer lo mismo, dejando sus comentarios en el mismo lugar, y en el cual podrás leerlos.
Y, asimismo, cuando lo necesites y requieras, podrás tener el apoyo y la ayuda de tus herman@s y amig@s de Afirmación de América del Sur.
Sin embargo, esta no es una iniciativa que nos sustraiga de nuestra amistad y compromisos con Afirmación Latino o con la dirección internacional de Afirmación. Esta iniciativa solamente pretende ayudarnos a tod@s desde una perspectiva más local, pero sin romper ni amenazar de ninguna manera lo que se ha logrado construir a través de todos los años pasados.
Asimismo, te solicitamos tu permiso para publicar tu nombre como contacto de Afirmación en tu país y/o área, de manera que quienes reciban o lean El Boletín puedan comunicarse contigo en forma directa. Si tienes un logo, nos gustaría que nos lo hicieras llegar para los mismos efectos de publicarlo.
De momento, hemos copiado los contactos sudamericanos de Afirmación que aparecen en la Página oficial en español.
A veces el desafío es educarnos a nosotros mismos, otras veces, además, tenemos que educar a nuestras familias y amig@s. Y en demasiadas ocasiones es necesario que nuestros líderes en la Iglesia, a nuestros obispos y presidentes de estacas, sean educados, y parece ser que nosotr@s somos quienes tenemos que aceptar el desafío.
El conocimiento de lo que significa ser gay o lesbiana a nadie le cae milagrosamente del cielo. Hasta los Profetas y Apóstoles, para comprender y entender, necesitan oír las historias de aquellos que experimentan la vida de una manera diferente.
Algun@s hemos decidido que esa es nuestra misión en la vida.
Algun@s de nosotr@s tenemos que enseñarnos a nosotr@s mism@s, a nuestr@s herman@s y amig@s y, como si fuera poco y muy poco, tenemos que enseñarles a esos hombres de Dios, que son realmente llamados de Dios, que dirigen la Iglesia en sus varios niveles y estamentos, acerca de nuestras dificultades, de nuestras esperanzas, de nuestros sueños, de nuestra fe. No podemos ni debemos suponer que ellos ya lo saben.
Tenemos que ayudarlos.
Tenemos que extender un brazo de amistad y de amor hacia los demás.
Esta es una herramienta que tod@s podemos usar en nuestro trabajo por hacer que Afirmación sea lo que debe ser: una posada en medio del oscuro camino que much@s y much@s de nosotr@s atravesamos al menos en algún momento de nuestras vidas.
Esperamos, quienes estamos comprometidos en este trabajo y obra, que sin duda es obra de Dios también, que seas tú también un eslabón más, un integrante valiente, decidid@, valeros@ y denodad@.
Esperamos una respuesta afirmativa de tu parte.
Recuerda que nuestro único propósito es lograr que Afirmación avance y se consolide en nuestros países. No vamos a imponerte hegemonía ninguna. Solamente queremos y esperamos tu ayuda para llegar a todos los rincones de nuestra Sudamérica, y a darte una herramienta más para que puedas desarrollar tu trabajo de manera más fácil, más fluida, y sabiendo que tampoco estás sol@: somos much@s y much@s quienes formamos parte de esta gran familia que es Afirmación.

Te saluda con un gran abrazo, pleno de fraternidad, y deseando que nuestro Padre Celestial te bendiga siempre,

Brus Leguás C.,
Presidente Nacional
AFIRMACIÓN CHILE. Mormones Gays y Mormonas Lesbianas

Javier Otárola,
Relaciones Públicas
AFIRMACIÓN GRAN VALPARAÍSO

No hay comentarios.: