26 de julio de 2010

Se va a formar un grupo de Afirmación en Lima

Invitamos a l@s peruan@s S.U.D. gays a participar



Dennis Palmi, un ex-misionero peruano que vive en Lima, está formando un grupo de Afirmación. Si eres gay o lesbiana, si vives en Perú, y si deseas participar de un grupo con otros mormones como tú, contacta a Dennis y participa de esta iniciativa.

Los grupos de Afirmación se reúnen periódicamente para realizar actividades sociales, educativas y espirituales. Tod@s están invitados sin importar si estás activ@, inactiv@, o si te han excomulgado de la Iglesia.

Contactar a Dennis

Dennis relata su historia

16 de julio de 2010

ARGENTINA LOGRA UN HITO HISTÓRICO: AHORA EL MATRIMONIO ES IGUALITARIO...!!!


Buenas noticias desde Argentina, lo que significan para nosotros

BRUS LEGUÁS CONTRERAS
PRESIDENTE NACIONAL
AFIRMACIÓN CHILE: MORMONES GAYS Y MORMONAS LESBIANAS


“¡Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que anuncia la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salvación.” (Isaias 52:7.).


Alegres nuevas, buenas nuevas, anuncios de paz… eso es lo que signfican las recientes noticias provenientes de la vecina República Argentina.
Finalmente, en una maratónica sesión del Senado, y por la madrugada, 33 votos a favor, 27 en contra y 3 abstenciones, dieron la aprobación final a la ley que establece la igualdad en el matrimonio para todas y para todos.
Desde ayer por la tarde, muchas y muchos estuvimos en una vigilia, siguiendo las alternativas del debate en el Senado argentino, aglutinados mayoritariamente en torno a las actividades que programó el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual de Chile, Movilh, organización con la que Afirmación Chile trabaja desde el principio y con quien formamos parte de la Federación Chilena de la Diversidad Sexual (FEDISECH).
Sufrimos cuando la votación parecía ir en contra y nos alegrábamos cada vez que la votación favorecía al proyecto de ley en discusión.
Finalmente, vino el resultado, a eso de las cuatro de la madrugada del jueves 15. Nuestras emociones se desbordaron y muchos de nosotros nos abrazamos y hasta lloramos de alegría y nos congratulamos por este trascendental triunfo de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales —FALGBT— y de la totalidad de la comunidad LGBT argentina, triunfo que hacíamos también nuestro.
Hay muchas cosas que nos unen con Argentina, como nuestras eternas desavenencias de hermanos que, a pesar de todo se aman: desde Argentina vino el Ejército Libertador que terminó con el triunfo de Maipú y la consolidación de la Independencia nacional, de la que ambos países celebramos este año el Bicentenario.
Sin embargo, la lucha continúa, para seguir cimentando y solidificando estos derechos, y para que por siempre se reconozcan los mismos derechos con los mismos nombres para todas y para todos.
Para decirlo con el Evangelio, los sucesos en Argentina vienen “a dar luz a los que habitan en tinieblas y en sombra de muerte; para encaminar nuestros pies por caminos de paz.” (Lucas 1:79.).
A partir de ahora nuestros hermanos y nuestras hermanas argentinos lgbt ya no habitarán en tinieblas ni en sombra de muerte, que es lo que la discriminación es, sino que pueden encaminar sus pies, sus pasos, por los caminos de la paz, que es lo que significa su reconocimiento como ciudadanos completos, plenos.
Estamos agradecidos a todas y a todos quienes lo hicieron posible, y felicitamos a todas y a todos quienes tomaron parte en esta lucha por los derechos civiles.
Y quedamos a la espera de las autoridades chilenas y nuestros representantes en el Parlamento, comiencen a abrir los ojos y a dar pasos positivos en la misma dirección. Tenemos esperanzas.
Afirmación Chile, seguirá trabajando con las demás organizaciones de la comunidad lésbica, gay, bisexual y trans nacional para que también en Chile un día no muy lejano se reconozcan los mismos derechos con los mismos nombres para todas y para todos, sin ninguna clase de discriminación, exclusión ni condena debido a motivos de raza, etnia, nacionalidad, situación socioeconómica, lugar de residencia, idioma, ideología u opinión política, sindicación o participación en asociaciones gremiales, sexo, género, orientación sexual, estado civil, edad, filiación, apariencia personal, enfermedad o discapacidad.

La Iglesia Mormona envió una carta a Argentina contra la igualdad de derecho al matrimonio



La carta tiene un mensaje cifrado: Apoyen y asistan a la demostración del martes...

La jerarquía mormona norteamericana tuvo una nueva víctima en la mira: La ley por la igualdad de derecho al matrimonio que se debatió el pasado 15 de julio en Argentina. Afirmación: Mormones Gays y Mormonas Lesbianas obtuvo una copia de la carta que se leyó el pasado domingo 11 de julio en todas las unidades de la Iglesia mormona de la zona de Buenos Aires.

“El matrimonio es entre un hombre y una mujer y es ordenado de Dios,” declara la carta. La carta la firman el presidente mundial del mormonismo, Thomas S. Monson, y sus dos consejeros.

Nadie puede ser tan ingenuo de creer que la carta, enviada solamente a la zona de Buenos Aires, para ser leída dos dias antes de la demostración católica, sea accidental. La carta tiene un mensaje cifrado: Apoyen y asistan a la demostración católica del martes.

La jerarquía de la Iglesia Católica montó una demostración contra la igualdad el martes—el día antes que la ley empezara a debatirse en el Senado. El cardenal Jorge Bergoglio declaró en una carta que esta es “una guerra de Dios,” y se espera que los colegios católicos lleven en buses a miles de alumnos y a forzarlos a asistir para que la demostración parezca más masiva.

“Para los líderes actuales de la Iglesia mormona, obedecer estrictamente al ‘profeta viviente’ es más importante que los dictados de nuestra propia conciencia,” lamenta el historiador mormón D. Michael Quinn.

La carta de la Primera Presidencia no explica por qué si el matrimonio es entre un hombre y una mujer, los mormones continúan creyendo y practicando la poligamia. La base teológica de la poligamia es la sección 132 de Doctrina y Convenios. En abril del 2006, el apóstol Russell M. Nelson, quien previamente había enviudado, se casó “por tiempo y eternidad” con su segunda esposa, convirtiéndose así en un polígamo celestial y recibiendo la promesa de que en el cielo tendrá dos esposas. Entonces, ¿por qué hablar de que el matrimonio es solamente entre un hombre y una mujer? ¿Por qué seguir practicando la poligamia si ha sido derogada por una revelación del Señor? ¿La palabra del Señor tiene menos importancia y validez que la de los hombres?

Desde el año 2006 la Iglesia mormona ha sido parte de una coalición internacional que lucha contra las familias gays y contra la igualdad de derechos de las mujeres. En el 2005 el periodista británico Brian Whitaker reveló que la coalición incluye a Sheikh Yusuf al-Qaradawi, un erudito musulmán que está a favor de golpear a las esposas, por Alfonso Trujillo, un cardenal católico que pontifica contra el uso de condones y por Mahathir Mohamad, el dictatorial ex-primer ministro de Malasia.

Empezando en la década de 1990, la Iglesia mormona cabildeó y luchó agresivamente contra las familias lesbianas y gays en Utah, Hawai, Washington, Alaska, Nuevo México, California, Nevada, Nebraska, Texas y otros estados de la Unión. En California la Iglesia mormona hizo que los mormones contribuyeran 30 millones de dólares de un total de 42 millones que se juntaron en la campaña contra la igualdad.

La Comisión por Prácticas Políticas Justas recientemente dictaminó que la agresiva campaña de la Iglesia mormona violó la ley de contribuciones de California y condenó a la Iglesia mormona a pagar miles de dólares por concepto de multa debido a sus prácticas. Esto no nos lo dicen nuestros líderes, tampoco aparece en la Liahona, pero es fácil enterarse de los detalles de este hecho simplemente buscando a través de internet y en la prensa de Utah.

11 de mayo de 2010

La Iglesia Mormona volvió a entrometerse en la política

Existen similitudes entre esta campaña política y las campañas que la Iglesia realizó en el pasado contra las mujeres y contra la gente de raza negra

Seba Martínez
Agosto del 2008

La Primera Presidencia le mandó a los miembros de California una directiva política: Hagan todo lo posible por negarle a las parejas gays y lesbianas el derecho de casarse. El mensaje fue leído en la reunión sacramental de todos los barrios y ramas de la Iglesia en el Estado de California el 29 de junio.
En mayo de 2008 la Corte Suprema de California emitió una declaración legalizando el matrimonio entre personas de mismo sexo, y explicando que no hacerlo sería discriminar contra la gente gay y lesbiana. La Iglesia Mormona comenzó de inmediato a movilizarse contra la decisión de la corte.
Sin embargo, no todos los mormones están a favor de la prohibición. Varios grupos mormones se han expresado en contra de negarle a la gente gay el derecho de casarse, incluyendo MormonsForMarriage.com, LDShomosexuality.com, y LDS4GayMarriage.org.
“El matrimonio entre personas del mismo sexo no daña ni afecta al matrimonio tradicional”, declara una página en el sitio web MormonsForMarriage.com. “Nosotros creemos que la monogamia y el matrimonio son dos de las más sagradas instituciones de esta vida, sin importar que los contrayentes sean una pareja hetero o una pareja gay.”
Los líderes de Afirmación: Mormones Gays y Mormonas Lesbianas, también se manifestaron a favor de la igualdad. El comité ejecutivo recientemente emitió una declaración reafirmando que “dos personas adultas que se aman deberían tener el derecho de vivir juntas en una relación de pareja caracterizada por la fidelidad y el amor, con las misma protecciones legales y civiles que la sociedad ha establecido para las personas casadas”.
En un artículo escrito en 2001, el historiador mormón D. Michael Quinn explicó que existen similitudes entre la campaña política que la Iglesia Mormona está realizando contra la gente gay y campañas políticas que la Iglesia realizó en el pasado contra las mujeres y contra la gente de raza negra.
Por ejemplo, entre 1975 y 1982 la Iglesia Mormona montó una campaña contra una propuesta que habría garantizado a las mujeres la igualdad de derechos. Hasta la década de 1950 la Iglesia realizó extensas actividades contra los derechos de la gente de raza negra, y en 1947, la Primera Presidencia declaró que “el casamiento entre los negros y los blancos [es] un concepto que le ha causado repugnancia a toda la gente normal desde la época de los patriarcas hasta la actualidad”.